Rompiendo Estructuras

Todo empezó hace 2 años, con la pregunta ¿Quien soy? ¿Cuales son mis gustos y preferencias? ¿Soy Feliz? y me dí cuenta que no sabía nada de mi, que me había anulado durante toda mi vida sin cuestionarme o darme cuenta que lo había hecho, y me dije, basta de pensar en el resto, o vivir del “debería” o “tendría” me di cuenta que yo era importante y era el momento de escuchar a mi alma, dejar salir lo que dentro de mi gritaba…. y paso… fue como una cachetada, un balde de agua fría y paso lo que yo llamo DESPERTAR.

Me vino una claridad muy grande en lo que quería hacer, también me vino una fuerza interior y seguridad, era como que si siempre supe lo que tenía que hacer pero no tomaba la consciencia o el valor de hacerlo, hasta que reaccioné.

Yo estaba casada hace 17 años con 3 hijos de 14, 11 y 9 años.  Siempre tuve una vida ideal socialmente, excelente hija y estudiante, graduada del colegio con honores, entré a la universidad con mucha facilidad, saqué mi carrera en los años que correspondían, realicé mi práctica y tesis en la mejor minera del País, gané bastante dinero para esa época y solo ser aún una estudiante, en esa época ya pololeba (estaba de novia) con mi luego futuro esposo, así que todo el dinero lo guardaba para la compra de nuestro primer departamento y tener un bonito matrimonio. Bueno, fue tal cual lo planeado, nos compramos departamento antes de casarnos y me case como princesa. Luego comencé a trabajar en lo que había estudiado (Ingeniería Ejecución en Computación e Informática), no nos sobraba la plata pero con esfuerzo nos compramos una casa grande y bonita, al tercer año de casada tuve mi primer hijo, luego compramos un terreno en un prestigiosos sector de la ciudad donde construimos una casa mas grande y más linda aún, luego el segundo hijo y y luego la tercera.  Los colocamos en el colegio mas caro de la ciudad, teníamos un auto y una camioneta grande, etc. o sea, a ojos de todo una vida ideal. Entonces ¿De qué me podía quejar? Creo que por eso estaba dormida, porque no tenia mayores problemas. Pero el tema es que lo que yo había construído no estaba alineado con mi escencia, me dejé llevar con un piloto automático  mi vida, pero ya era hora de tomar el control. Al principio no tenía tan claro que era lo que realmente quería, pero lo que si estaba segura que lo que había construído hasta el momento en mi vida no llenaba mi alma.  Era como que había cumplido todo lo socialmente correcto, pero cuando uno DESPIERTA ya no le importa los estándares uno empieza a verse como PERSONA, ya no importa tanto el rol perfecto de hija, esposa o madre, importa el rol de SER, y primero era mujer, luego  lo demás, y así comenzó mi historia donde ya han pasado 2 años y me gustaría poder inspirar o ayudar a quienes están pasando por un proceso similar pero un poco más atrás que yo….

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *